fbpx

SERVICIOS ADICIONALES

Si la vela o la inhumación (sepultura) se va a retrasar por alguna razón, es necesario tomar medidas para asegurar la mejor preservación del cuerpo. Por esto le ofrecemos el servicio de cámaras de refrigeración.

La clave de nuestro éxito es nuestra política de servicio al cliente. Sabemos que cuando se pierde a un ser querido se atraviesa un momento sumamente difícil, así que en Jardines del Recuerdo nos encargamos de todo para que usted no se tenga que preocupar por nada.

En Jardines del Recuerdo le ofrecemos el servicio de autopsia y/o embalsame, a través de nuestras funerarias. Para ello, contamos con morgue privada autorizada y con los permisos sanitarios requeridos, además de infraestructura y equipo especial para la preservación de cuerpos, y cámara de refrigeración.

La autopsia es un examen anatómico de un cuerpo. Es requerido siempre antes de una cremación o por solicitud de las autoridades judiciales.

El embalsame es un proceso para desacelerar el proceso de descomposición de un cuerpo para preservarlo durante un mayor tiempo. Es recomendable para repatriaciones, cuando el difunto sufría alguna enfermedad grave, o cuando van a transcurrir más de 12 horas antes de la inhumación o cremación.

Contamos con un patólogo regente para la realización de autopsias y embalsames, así como con personal capacitado en tanatopraxia (maquillaje, bloqueo y limpieza de cuerpos).

Esta es una opción para quienes han optado por la cremación, ya sea que la hayan realizado en Costa Rica, o que hayan traído las cenizas de su ser querido del exterior, y desean hacer alguna ceremonia conmemorativa con sus familiares y amistades. El programa Inmemoriam le incluye arreglos florales, una pauta en televisión, el uso de una de nuestras salas por dos de horas y un coro.

El Último Adiós es un servicio exclusivo para nuestros clientes. De momento, solamente está disponible en San José y Los Yoses. Se trata de una sobria sala dentro de la funeraria, diseñada y decorada para que la familia doliente pueda despedir a su ser querido como este se merece.